La Escala de Agentes Medioambientales de Organismos Autónomos del Ministerio de Medio Ambiente, antes denominada Escala de Agentes Medioambientales de Parques Nacionales, ha sido adaptada a la nueva situación derivada del traspaso de competencias a las Comunidades Autónomas y a la sentencia del Tribunal Constitucional (STC 194/2004, de 10 de noviembre de 2004).

Como consecuencia del traspaso de competencias a las Comunidades Autónomas los Cuerpos de Guarderia forestal del Estado (Agentes Forestales) dependientes del Estado (desaparecido ICONA) se transfieren a estas en 1985 aproximadamente, quedando únicamente al servicio del Estado, los Agentes Forestales adscritos a Parques Nacionales.

Por otro, la sentencia del Tribunal Constitucional antes referida, privó al Estado de las competencias de gestión en los Parques Nacionales, de manera que todo fue profundamente reformado en 2006 para que fuera coherente con las nuevas funciones de la Escala, que son vigilar el cumplimiento de la normativa vigente en materias de competencia estatal como son aguas y costas.

La Escala de Agentes Medioambientales asume las funciones que venían desarrollando la Guardería Fluvial de las Confederaciones Hidrográficas y de los Vigilantes de Costas.

La Ley 53/2002 crea la Escala de Agentes Medioambientales de Parques Nacionales unificando varias denominaciones del personal dedicado a la protección de la fauna y flora silvestre.

Y la ley 11/2005 cambia la denominación a Escala de Agentes Medioambientales de Organismos Autónomos del Ministerio de Medio Ambiente con la finalidad de unificar en un solo cuerpo todo el personal dedicado a la vigilancia del patrimonio natural y cuyas competencias dependen de la Administración General del Estado, esto es, los Parques Nacionales de Cabañeros y de Daimiel, pendientes de transferir a la Comunidad Autónoma de Castilla-La Mancha, Centros y Fincas del Organismo Autónomo de Parques Nacionales (OAPN), Confederaciones Hidrográficas, y Demarcaciones y Servicios Provinciales de Costas.